Carnaval es una fiesta cuya data, determinada por Pascuas, cambia cada año. Normalmente se sitúa al final de febrero o, as veces, al inicio de marzo, es decir justo en el corazón del verano austral

El carnaval de Salvador es el mayor carnaval popular de calle de Brasil. Sin duda, es el evento más importante del año para la mayoría de los habitantes, con más de 2 millones de participantes reunidos a lo largo de los 25 km de calles, plazas y avenidas libres de cualquier tráfico (de los cuales 11 km son reservados para los desfiles).

Oficialmente, el carnaval dura cinco días, pero en Salvador, se prepara durante todo el verano. Los clubes organizan bailes pre-carnaval y el fin de semana, las calles se llenan de bailarines ensayando para el gran día. El carnaval de Salvador no se parece de forma alguna con lo organizado de Rio o de São Paulo. En Salvador, el carnaval es pura fiesta.

El elemento central, es el Trio Eletrico, enormes camiones con gigantesca sonorización, potentes parlantes y una banda tocando en el techo ofreciendo un espectáculo de casi 8 horas sin parar. Se dice que el origen de los Trios Eletricos viene de los años 50, cuando dos amantes de los carnavales, Dodô y Osmar, paseaban por las calles de Salvador en un viejo coche Ford tocando música. En la época, parecía una iniciativa patética, pero esta idea tan original, no quedó perdida. Aquí esta la prueba: desde entonces, esta manera de festejar carnaval nunca dejó de evolucionar.

Los baianos (brasileños nacidos en Bahia), conocidos por disfrutar la vida de forma bastante relajada, y por su calor humano, son muy orgullosos de su carnaval que consideran el más animado de Brasil. La multitud, mezcla de baianos con turistas brasileños y de todo el mundo, se concentra en las calles de Salvador para seguir los Trios Eletricos. En Salvador, no existe la tradición de las escuelas de samba. El estilo musical de los Trios, aunque sean diferentes los repertorios, se basa generalmente en los ritmos del Samba-Reggae, el Axé (mezcla de samba con reggae y otros ritmos africanos). A pesar de desarrollarse en las calles y de ser conocido como un carnaval popular, para participar de un Trio Eletrico los participantes tienen que comprar un abadá, un uniforme (en general una camiseta y una bermuda con los colores y logo del Trio escogido) que permite el acceso al Trio. Los que no tienen abadá quedan a margen de los grupos y asisten a su desfile entre la multitud bailando, cantado y saltando como palomitas de maíz (pipoca:  es cuando se participa del carnaval fuera de los Trios) ; acá, el ambiente es muy caliente y se reserva para los mas resistentes (17 millones de litros de cerveza y 10 millones de litros de agua se beben cada año durante los cinco días de carnaval).

Para quien desea asistir a la parada de los Trios Eletricos en condiciones un poco más cómodas y tranquilas, los camarotes es una buena opción. Estos espacios elevados, con acceso reservado, se encuentran a lo largo del circuito seguido por los Trios. Los más sofisticados y también más costosos ofrecen comidas y bebidas gratis.

El Pelourinho tiene su propio circuito de carnaval, con unas características un poco diferentes: no hay camiones pero si innumerables grupos musicales (con tambores batucada, como la del grupo mundialmente famoso Olodum), que en general son parte de asociaciones o barrios y caminan en las callejuelas seguidos por una multitud de fieles o simples turistas cantando y bailando (no se necesita abadá). Durante el carnaval, el Pelourinho se llena de conciertos libres de acceso en las plazas y otros lugares durante toda la noche.

Hace algunos años Salvador tiene su propio desfile gay con un éxito en crecimiento. Se parece a un carnaval fuera de temporada (tiene lugar en Septiembre) y reúne más de 500 000 participantes en un ambiente festivo y colorido que continua con numerosas fiestas en los bares y discotecas de la ciudad.

;